“LLAMAMOS A QUE SE RETOME EL RUMBO PERDIDO A TRAVES DEL ACATAMIENTO FIEL DE NUESTRA CARTA MAGNA”

La Dra. Milena Bravo de Romero, hizo este pronunciamiento ante los 568 graduandos que el pasado jueves recibieron sus títulos en el patio central del Núcleo de Anzoátegui. Con estos nuevos egresados, la Casa Más Alta del oriente del país ha graduado a 4127 profesionales, en cinco actos de grado de la quincuagésima segunda Promoción “Dr. José Gregorio Hernández”.

“Igualmente y como un pueblo amante de la paz, hago votos sinceros porque el actual esfuerzo de dialogo nacional, conduzca a un entendimiento verdadero que no defraude la esperanza de treinta millones de venezolanos”, recalcó la Rectora.

La Universidad de Oriente demostró una vez más que sigue cumpliendo su misión doctrinaria como lo es la formación profesional de los hijos e hijas de las familias del oriente venezolano, a pesar de la profunda y cada día más grave crisis económica, social y política que vive el país.

En esta oportunidad le entregó al país un contingente de 568 nuevos profesionales de los Núcleos de Anzoátegui, Bolívar, Monagas, Nueva Esparta y Sucre, en acto de grado realizado en el escenario natural de la Plaza Central de la Biblioteca “Luis García Pellisier” del Núcleo de Anzoátegui, conformando a la quinta cohorte de la quincuagésima segunda Promoción “Dr. José Gregorio Hernández”, la cual culminará con el acto de grado correspondiente al próximo 9 de diciembre.

La Rectora, Dra. Milena Bravo de Romero afirmó durante su discurso que la Universidad del Pueblo Oriental en estos años de profunda crisis ha reflejado su capacidad de reponerse frente a las adversidades, para seguir brillando en lo más alto de la región oriental, sur e insular del país.

“Un contingente de 4127 graduandos en cinco actos de grado es una evidencia clara, de la labor incansable y tesonera de los hombres y mujeres que laboramos en esta universidad, quienes continúan honrando su compromiso con las familias orientales del país”.

La Rectora enfatizó que desde la Universidad de Oriente, institución solidaria con sus principios de democracia y libertad sobre los cuales fue creada hace casi 58 años y responsable del presente y futuro que se forma en sus aulas, talleres y laboratorios. “Hacemos un enérgico llamado a que se retome de inmediato el rumbo perdido a través del acatamiento fiel de nuestra Carta Magna”.

“Como un pueblo amante de la paz, hago votos sinceros porque el actual esfuerzo de dialogo nacional, conduzca a un entendimiento verdadero que no defraude la esperanza de treinta millones de venezolanos”, agregó la máxima autoridad universitaria, recibiendo de los presentes un sonoro aplauso de apoyo a tal deseo.

En su última clase magistral, la Dra. Milena Bravo invitó a los graduando a que asuman plenamente el reto de su generación, “el de construir una mejor Venezuela para todos, para lo cual deberán contribuir a superar el difícil momento que vive el país”.

Existe un clamor nacional que retumba con ecos preocupantes en el recinto universitario nacional, por sus profundas implicaciones para el presente y futuro de Venezuela, agregó la Rectora.

“Hago referencia al serio pronunciamiento de todas las Academias Nacionales de Venezuela, que el pasado 21 de octubre, emitieron un comunicado que hace referencia a la suspensión del Referendo Revocatorio, denunciando lo que consideran una ruptura del orden constitucional, y reclamando de todas las autoridades el más celoso acatamiento de la Constitución, a fin de que se restablezca el ejercicio de los derechos políticos de los venezolanos”.

Como ya es costumbre en la Rectora, dedicó un extracto de su pieza oratoria para hablar de un verdadero legado, el que dejó el epónimo de esta promoción 2016, el Dr. José Gregorio Hernández, “Nuestro Consejo Universitario quiso resaltar no solo sus virtudes y santidad innegables, sino también poner de ejemplo su talento y dedicación científica, como uno de los más ilustres pioneros de la medicina y abridor de caminos para otros venezolanos de su generación”.

El Dr. José Gregorio Hernández dejó una huella imperecedera en la ciencia biomédica venezolana, se caracterizó por la puntualidad en el cumplimiento de sus deberes profesionales y como médico infatigable que atendía a toda clase de personas, especialmente a los pobres, agregó Milena Bravo.

“Queridos graduandos, el país en el cual les tocará desempeñarse a partir de ahora como profesionales, se encuentra convulsionado y en una difícil encrucijada de su historia. Que el desaliento no los agobie para restaurar a la Venezuela donde impere la ley y el estado de derecho pleno y donde nuestros hijos no tengan que emigrar para encontrar mejores condiciones de vida, es el reto que tienen ante sí”.

Prensa UDO Rectorado / Juan Manuel Álvarez /Fotos: Rómulo Correa

 Av. Gran Mariscal - Edif. Rectorado - Cumaná - Venezuela
 Teléfono: +58 (293) 4008300
RIF: G-20000052-0
DEL PUEBLO VENIMOS | HACIA EL PUEBLO VAMOS